Salud es belleza: Hacer bici Hacer bici - Salud es belleza

Páginas vistas en total

Translate

Hacer bici

Hace un día estupendo y los niños ya han vuelto del colegio -un momento perfecto para dar una vuelta en bicicleta en familia. Pero, antes de que usted y sus hijos salgan a toda velocidad por la puerta y empiecen a pedalear, hay otro factor, aparte del tiempo, que debería tener en cuenta: la seguridad.
En EE.UU., mueren aproximadamente 250 niños cada año en accidentes relacionados con la bicicleta, y aproximadamente medio millón de niños sufren lesiones en este tipo de accidentes. Aunque se ha estimado que el 75% de las lesiones graves podrían evitarse si los niños llevaran puesto un casco de ciclista, solamente en torno al 20% de los niños lo llevan cuando montan en bicicleta.
En una encuesta realizada recientemente, el 97% de los padres encuestados estaba de acuerdo en que los cascos son importantes para la seguridad cuando se va en bicicleta. No obstante, solamente el 50% de esos padres reconocía que sus hijos tuvieran casco y, de estos niños, sólo el 27% se lo ponía con regularidad.
Aunque la mayoría de los accidentes entre automóviles y bicicletas que afectan a ciclistas adultos son provocados por el conductor del automóvil, la mayoría de los que afectan a ciclistas en edad infantil son provocados por el ciclista. Es posible que a los niños de corta edad les cueste entender las normas de tráfico. De todos modos, muchos de estos accidentes se podrían evitar ayudando al niño a entender y obedecer las normas básicas de seguridad para montar en bicicleta y a ser prudente cuando circula por vías transitadas.

Montar en bicicleta con niños pequeños

Con niños muy pequeños, una buena manera de enseñarles seguridad vial cuando se va en bicicleta es a través del ejemplo. Los remolques y sillitas porta-bebés le ofrecen la oportunidad de pasar tiempo con su hijo mientras lo introduce en el mundo del ciclismo, la carretera y la seguridad vial. De todos modos, su hijo deberá llevar siempreun casco de seguridad y tener por lo menos un año para poder ir de “paquete” con usted u otro adulto que conduzca la bicicleta. Sea un buen modelo de rol y protéjase también la cabeza llevando un casco de ciclista.

Remolques

El remolque es una de las formas más seguras de llevar a un niño pequeño a dar un paseo en bicicleta. Enganchado a la bicicleta, un remolque es un asiento bajo cubierto por una malla y que consta de dos ruedas, que le confieren mayor estabilidad. El armazón resistente del remolque protege al niño de posibles accidentes y, puesto que éste último circula a una distancia de entre 30,5 y 60cm detrás de la rueda trasera de la bicicleta, los radios están fuera de su alcance. Otra ventaja en lo que a seguridad se refiere es que los remolques circulan a ras del suelo, de modo que, si la bicicleta volcara, la caída del pequeño sería desde una altura menor y éste no podría salir despedido muy lejos.
De todos modos, cuando un ciclista lleva remolque conviene que conduzca con mucha precaución. El remolque es más ancho que la bicicleta, de modo que una de sus ruedas puede salirse de la calzada si el conductor no va con cuidado, lo que es especialmente peligroso si la carretera carece de arcén o éste está hundido con respecto a la calzada. Además, el remolque podría volcar si el conductor de la bicicleta cogiera mal un bache, golpeara un bordillo con una rueda o girara demasiado bruscamente.
A la hora de comprar un remolque, asegúrese de adquirir uno que tenga un sistema de sujeción doble mediante cinturones, que sujete al niño tanto por los hombros como por las caderas. El sistema de enganche del remolque a la bicicleta debe ser flexible a fin de que el remolque permanezca vertical en el caso de que vuelque la bicicleta. De todos modos, el niño deberá llevar siempre un casco de seguridad cuando viaje en el remolque. Ate al remolque una bandera roja de advertencia y colóquela bien alta para que sea bien visible, y asegúrese de que el remolque lleva reflectores.
El precio de los remolques es muy variable. Intente comprar el de más calidad.

Sillitas porta-bebés

Durante la primera infancia, es decir, cuando su hijo tenga entre un año y medio y tres años, usted puede platearse la posibilidad de adquirir una sillita porta-bebés para montarla en su bicicleta. Estas sillitas se colocan encima de la rueda trasera de la bicicleta y tienen la ventaja de ofrecer al niño una perspectiva más elevada.
El inconveniente es que la sobrecarga que supone el peso adicional del niño aumenta la distancia de frenado y reduce la estabilidad y dificulta el control de la bicicleta.
Busque una sillita con un respaldo suficientemente alto para sostener el cuello del niño y provista de protectores laterales que impidan que los radios de la rueda trasera puedan pillarle las manos o los pies. La sillita debería disponer de un sistema de sujeción doble mediante cinturones, que sujete al niño tanto por los hombros como por las caderas; la hebilla del cinturón de las caderas debería ser a prueba de niños. Y, siempre que vaya montado en la sillita, el niño deberá llevar un casco de seguridad.
Las sillitas porta-bebés tienen un precio bastante accesible.

Bicicletas-remolque y tandems

Cuando a su hijo se le quede pequeño el remolque y/o la sillita porta-bebés pero siga siendo demasiado pequeño para llevar su propia bicicleta, usted puede convertir su bicicleta en un tándem manufacturado acoplándole unabicicleta-remolque. La bicicleta-remolque, parecida a una pequeña bicicleta sin rueda delantera, se sujeta a la barra del asiento de la bicicleta del adulto. Algo más caras, las bicicletas remolque están provistas de pedales que funcionan, y algunas vienen equipadas con palancas de freno en el manillar para que los niños puedan practicar el arranque, la frenada y el equilibrio mientras observan los hábitos de seguridad vial de sus padres y las normas de tráfico en la carretera. En tales casos, el adulto que lleva la bicicleta debe tener mucho cuidado, pues, si el niño girara o pedaleara mal, podría tener dificultades para controlar la bicicleta.
Es posible que su familia prefiera un tándem propiamente dicho. Con un precio más elevado, los tándems son bicicletas fabricadas específicamente para dos o más personas. No son baratas, pero ofrecen las mismas ventajas que las bicicletas-remolque sin la necesidad de tener que acoplar y desacoplar repetidamente las dos unidades. Los tándems familiares tienen las ruedas más pequeñas que las de las bicicletas ordinarias para adultos, y la barra telescópica del asiento trasero puede adaptarse a la estatura de niños y adultos. Sin embargo, los tándems diseñados estrictamente para adultos requieren adaptadores para que un niño pueda pedalear detrás del asiento del conductor.

Comprar una bicicleta segura

Puesto que los niños maduran -física y psicológicamente- a diferentes ritmos, no existe ninguna edad mágica para que un niño pueda empezar a montar en una bicicleta "de mayor". Como regla empírica, la mayoría de niños de 4 ó 5 años ya han adquirido las habilidades motoras necesarias para montar y mantener el equilibrio en una bicicleta. De todos modos, un niño menor de 6 años no debe circular en bicicleta por la calle y, dependiendo del vecindario en que viva, no debería hacerlo hasta aproximadamente los 9 ó 10 años.
Lo primero que debe tener en cuenta al comprar una bicicleta para su hijo es que sea de su talla. No le compre una bicicleta demasiado grande, pensando en que se le quedará pequeña cuando crezca; con una bicicleta demasiado grande, es fácil que un niño pierda el control y se haga daño. Una bicicleta es de la talla adecuada cuando el niño puede sentarse en el asiento tocando con los pies planos el suelo y la altura del manillar no supera la de los hombros del niño.
Una de las opciones posibles es comprar una bicicleta que crecerá con su hijo. Algunas bicicletas están diseñadas para adaptarse a los estirones del crecimiento que, por supuesto, parecen ocurrir de la noche a la mañana. A primera vista, estas bicicletas pueden parecer más caras, pero generalmente están mejor fabricadas y duran más. El dependiente de su tienda local de bicicletas debería poder ayudarle a elegir una bicicleta que sea de la talla de su hijo.
Las bicicletas para principiantes deben tener frenos de pie, en vez de frenos de mano, que son más complicados de utilizar. Sin embargo, para los niños algo mayores (de más de 7 años), existen bicicletas provistas de frenos de pie y de mano que permiten que los niños se habitúen a utilizar los frenos de mano antes de empezar a utilizar una bicicleta “de mayor”, que sólo dispone de este tipo de frenos.
Si su hijo está aprendiendo a ir en bicicleta con ruedecillas auxiliares, asegúrese de ir ajustando el tamaño de las ruedas a medida que vaya progresando su control de la bicicleta. Algunos padres creen erróneamente que, cuando un niño monta en una bicicleta con ruedecillas, no debería haber ningún “bamboleo” cuando, de hecho, es precisamente el bamboleo lo que ayuda al niño a aprender a mantener el equilibrio y, por lo tanto, a llevar una bicicleta sin ruedecillas.
En lo que se refiere al tamaño de las ruedas, para principiantes se recomienda utilizar ruedas de 30,5cm. Los niños de cinco a siete años normalmente necesitan ruedas de 40,6cm. Para niños más altos y con más práctica, algunas bicicletas con ruedas de 51cm ofrecen la opción de elegir entre frenos de pie o de mano. Los niños de entre 10 y 12 años pueden requerir bicicletas con ruedas de 61cm y los adolescentes de más edad modelos de 66cm.
El precio de las bicicletas de calidad que se venden en tiendas especializadas pueden ser caras. Aunque el precio puede ser un impedimento para algunos padres, algunos establecimientos ofrecen servicio de reparación gratuito durante períodos de tiempo prolongados al comprar una bicicleta nueva.

Casco de seguridad

Los cascos de ciclista son cuestión de vida o muerte -para su hijo, llevarlo no debería ser opcional. Es un aspecto en que nunca se puede hacer demasiado hincapié, y en muchos estados su uso está estipulado por ley. Mientras un niño va en bicicleta, siempre debe llevar la cabeza protegida. Recuerde que en tres de cada cuatro accidentes de bicicleta se producen lesiones en la cabeza, y un choque con otro vehículo mientras se monta en bicicleta puede provocar un daño cerebral permanente o la muerte en un niño que no lleve casco.
Los cascos de ciclista actuales para niños son muy ligeros y cómodos. Elija colores llamativos que resalten mucho y sean bien visibles para los conductores de los demás vehículos que circulan por la carretera. Además, los niños pueden decorar sus cascos con divertidas pegatinas reflectoras. Busque un casco que tenga buena ventilación y que sea de la talla de su hijo. Los precios de los cascos de ciclista para niños oscilan mucho si se compra en una gran superficie comercial o en la tiendas de deportes y de material de ciclismo.
Cuando compre un casco, déle la vuelta y busque en la parte interior el indicativo de homologación de la UE o bien una etiqueta donde ponga "CPSC" o "Snell". Las siglas CPSC indican que el casco satisface los criterios estrictos de la Consumer Product Safety Commission (La Comissión para la Seguridad de los Productos de Consumo), introducidos en 1999 por el gobierno de EE.UU. La palabra "Snell" indica que el casco está aprobado por The Snell Memorial Foundation, una organización sin fines de lucro que evalúa la seguridad de los cascos y fija criterios estrictos sobre seguridad.
Compre solamente cascos que estén homologados, pues ello indica que cumplen los criterios de seguridad. Si el casco de su hijo se fabricó en EE.UU. antes de 1999 (mire en la parte interior para encontrar el año de fabricación), debería sustituirlo por un casco nuevo que satisfaga los estrictos criterios de seguridad actuales.
Asegúrese de que el casco de su hijo es de la talla adecuada y que le ajusta bien. Ni el mejor casco ayudará a proteger la cabeza de su hijo a menos que sea de su talla y le ajuste correctamente. En cualquier establecimiento de material de ciclismo le pueden ayudar a colocarle y ajustarle bien el caso a su hijo para que le proteja bien la cabeza sin resultarle incómodo.
Un casco de ciclista debería:
  • Estar bien nivelado en la cabeza del niño y permanecer fijo, aunque sin apretarle, para que le resulte cómodo. El niño no debería llevar ninguna gorra o gorro debajo del casco.
  • Estar provisto de una correa de sujeción fuerte y ancha que pueda ajustarse bien debajo de la barbilla. Si su hijo lleva un casco bien ajustado, no debería caberle más de la anchura de un dedo entre la barbilla y la correa.
  • Quedar lo suficientemente ajustado (con la correa abrochada) para que ningún empujón, giro u otro movimiento repentino puedan mover el casco de un lado a otro sobre la cabeza del niño.
  • El niño debería llevarlo siempre con la correa abrochada cuando vaya en bicicleta.
  • Después de un golpe fuerte, los cascos de seguridad pierden su capacidad amortiguadora. Están diseñados de ese modo -un golpe muy fuerte altera la estructura interior de espuma. Si alguna vez su hijo tiene una caída fuerte y su casco golpea alguna superficie dura, cómprele un casco nuevo inmediatamente.
Los niños pueden y deberían usar también casco de ciclista cuando patinen o monten en monopatín. Sin embargo, se debe señalar que los niños nunca deben llevar casco de ciclista cuando jueguen en parques o instalaciones recreativas, puesto que el casco se podría enganchar en algún saliente o quedar atascado en partes pequeñas de las instalaciones, pudiendo provocar asfixia por estrangulamiento.

Ropa segura

La ropa que lleve su hijo cuando monte en bicicleta también es muy importante. Llevar la ropa apropiada puede ayudar a proteger a su hijo cuando salga en bicicleta.
  • La ropa fluorescente o de colores llamativos ayudará a otras personas a ver a su hijo cuando circule por carretera. Evite la ropa oscura, como la de color negro, marrón o azul marino, especialmente si está oscureciendo.
  • La ropa fresca, especialmente durante los meses de verano, ayudará a evitar que su hijo se acalore demasiado. Su hijo debería beber abundante agua y llevar la botella especial para las bicicletas llena de agua.
  • Los pantalones no deben ser de piernas ancha o acampanados, pues se le podrían enganchar en la cadena de la bicicleta.
  • Los guantes de ciclista pueden proteger las manos de su hijo, especialmente cuando vaya en bicicleta campo través a por terrenos accidentados. Este tipo de guantes se pueden comprar en cualquier establecimiento especializado en artículos de ciclismo.
  • Si su hijo va a llevar mochila mientras va en bicicleta, asegúrese de que lleva las correas de sujeción de la mochila atadas. (Si colgaran, se le podrían enganchar en los radios de las ruedas.) Lo ideal es introducir la mochila en una cesta y llevar esta última bien sujeta en el portaequipajes de la bicicleta.
  • Escoja un calzado que se adhiera bien a los pedales de la bicicleta. No permita que su hijo monte en bicicleta con zapatillas deportivas con clavos, tacones o chanclas –que pueden resbalar fácilmente de los pedales. ¡Y su hijo nunca debería montar en bicicleta descalzo!

Aprender a montar en bicicleta

Cuado su hijo sea todavía un principiante, déjele pedalear por un área exenta de peligros, como una zona peatonal o el sendero de un parque. Hágale practicar las normas básicas de circulación, como parar antes de entrar en una calle y mirar a la izquierda y a la derecha antes de continuar. Practique mirar por encima del hombro, como medida de precaución, instando a su hijo a mirar puntualmente hacia atrás mientras pedalea en línea recta.
Cuando su hijo domine los aspectos básicos de la conducción y las normas básicas de circulación, podrán salir en bicicleta juntos por el vecindario. Enséñele a estar atento a los vehículos procedentes de todas las direcciones. Asegúrese de que entiende que los ciclistas son miembros de la comunidad de conductores y que todos deben obedecer las mismas normas de circulación.
He aquí algunos consejos de seguridad de conocimiento obligado para cualquier niño que vaya en bicicleta:
  • Parar en todas las señales de “STOP” y obedecer las indicaciones de los semáforos, como hacen los automóviles. Ceder el paso a los peatones, detenerse ante una luz roja, y tener una precaución especial en los cruces.
  • Circular siempre por el lado derecho de la calzada, en la misma dirección que los automóviles. No circular nunca en contra dirección.
  • Siempre que sea posible, circular por el carril bici o seguir rutas pensadas específicamente para bicicletas. ¡Pero no circular por el arcén!
  • Al salir de un garaje, entrada para automóviles o callejón, o al bajar de un bordillo o acera, detenerse siempre y prestar atención al tráfico en ambas direcciones.
  • Estar muy atento al tráfico, por si algún vehículo girara, se incorporara al tráfico desde un garaje u otra vía o hiciera alguna maniobra repentina.
  • No circular demasiado cerca de automóviles estacionados -las puertas podrían abrirse repentinamente.
  • En los cruces con mucho tráfico, cruzar siempre a pie arrastrando la bicicleta por el cruce para peatones y respetando los semáforos.
  • Cuando se sale en bicicleta en grupo, circular por la carretera siempre en fila india. Circular uno al lado de otro es peligroso tanto para los ciclistas como para los automovilistas.
  • Cuando se va a adelantar a otro ciclista o a un peatón, hacerlo siempre por la izquierda y avisar diciendo: "¡Por la izquierda!" para que sepa que alguien le va a adelantar.
  • Las bicicletas deben ser montadas sólo por una persona a la vez. No compartir nunca el sillín con un amigo ni permitirle que se siente en el manillar. Cuando se conduce una bicicleta con un pasajero es fácil perder el equilibrio, hacer giros bruscos y dar tumbos repentinamente.
  • Evitar montar en bicicleta en condiciones de mala visibilidad. Si se va a salir en bicicleta al atardecer o por la noche, asegurarse de llevar reflectores, un faro que funcione con pilas para ver la carretera, y una luz piloto trasera para que los demás vehículos y los peatones vean la bicicleta.
  • No llevar nunca auriculares mientras se monta en bicicleta -es fundamental poder oír constantemente a los otros vehículos y personas que están circulando.
  • No agarrarse nunca a un vehículo en marcha.
  • No cambiar nunca de dirección ni de carril sin mirar antes hacia detrás, e indicarlo siempre correctamente con la mano. Usar siempre el brazo izquierdo para marcar las distintas maniobras:
    • Giro a la izquierda: después de mirar hacia atrás para comprobar que al girar no se va a interrumpir la trayectoria de otro vehículo o peatón, extender el brazo hacia la izquierda y girar lentamente.
    • Giro a la derecha: después de mirar hacia atrás para comprobar que al girar no se va a interrumpir la trayectoria de otro vehículo o peatón, flexionar el codo, sosteniendo el brazo hacia arriba en forma de "L" y girar lentamente.
    • Parar: después de mirar hacia atrás, flexionar el codo en forma de "L" invertida, apuntando con la mano hacia el suelo, y frenar.

Mantenimiento de la bicicleta

Una bicicleta bien mantenida es una bicicleta segura. Revise la bicicleta de su hijo al menos una vez por temporada, y con más frecuencia si el niño utiliza la bicicleta regularmente. La lista de puesta a punto debería incluir los siguientes elementos:
  • Neumáticos (inflarlos a la presión recomendada, que suele estar indicada en la cubierta lateral de la rueda).
  • Cadena (engrasarla regularmente y limpiarla).
  • Manillar (ajustarlo a la estatura del niño y apretar bien todas las tuercas).
  • Frenos (comprobar que no haya cables deshilachados y reemplazar las pastillas de freno gastadas).
  • Sillín (ajustarlo a la estatura del niño y asegurarse de que está estable y bien nivelado y que las tuercas de la barra del sillín están bien apretadas).

Hacer de la seguridad una cuestión familiar

Todos los ciclistas, sean niños o adultos, deben adoptar las precauciones de seguridad y respetar las normas de tráfico. En calidad de adulto, probablemente usted ya habrá experimentado el peligro que entraña el hecho de que se le enganchen los pantalones en la cadena de la bicicleta, llevar unos frenos que no tienen suficiente adherencia cuando llueve, o darse de bruces contra el suelo por frenar en seco. Tal vez no pueda evitar que su hijo tenga el mismo tipo de accidentes, pero sólo depende de usted transmitirle lo que ha aprendido por experiencia mientras él se inicia en el apasionante mundo del ciclismo.

Consejos de seguridad para andar en bicicleta (bici)

¿Montar en bicicleta (bici) es bueno para usted?

Sí, montar en bicicleta (bici) es un ejercicio magnífico. Le puede ayudar a mantenerse en forma y a bajar de peso, y además puede reducir el riesgo de problemas de salud tales como ataques al corazón. Montar en bicicleta (bici) ejerce menos presión en sus articulaciones que trotar; por lo tanto, montar en bicicleta (bici) es más fácil para su cuerpo.

¿Qué causa los choques en bicicleta (bici)?

Algunas veces sus errores causan los choques, y otras veces la culpa es de los conductores de autos o de la gravilla suelta sobre la carretera. Usted tiene más probabilidad de lesionarse gravemente si usted se estrella contra un automóvil o si está manejando rápido. Los niños pueden lesionarse mientras están haciendo trucos en sus bicicleta (bici)s. Enredarse los dedos de las manos o de los pies en los rayos de las ruedas o en los pedales también pueden causar lesiones.

¿Qué pasa si me caigo de la bicicleta (bici)?

Si usted se pega en la cabeza cuando se cae debe ver a un médico aun cuando la lesión parezca leve.

¿Qué puedo hacer yo para evitar lesionarme?

Bike helmet
La mejor manera de proteger su cabeza y su cara es usar un casco. Asegúrese de que su casco cumple con los estándares del gobierno. Todos los niños y adultos deben usar cascos cuando montan, aun cuando sea durante paseos cortos. Esto ahora es la ley en muchos estados. Usar un par de lentes deportivos puede evitar que el polvo y los insectos se metan en sus ojos. Usar ropa de color brillante y que refleje los rayos de luz puede ayudar a que los conductores lo puedan ver fácilmente. Usted puede usar guantes acolchados para proteger sus manos, también usar shorts acolchados y un asiento para bicicleta (bici) cómodo para disminuir el dolor en las asentaderas. Los padres les deberían enseñar a los niños las reglas básicas de tráfico y asegurarse de que ellos monten en lugares seguros. Los niños menores de 10 años de edad no deben montar cerca de áreas donde haya tráfico.

¿Cómo puedo asegurarme si mi bicicleta (bici) es segura?

Siempre resulta buena idea asegurarse de que todo en su bicicleta (bici) esté funcionando correctamente. Cree el hábito de chequear que los frenos funcionen, y también de asegurarse de que no hay partes flojas o rotas en su bicicleta (bici). Los reflectores y las luces hacen que tanto usted como su bicicleta (bici) sean más visibles para los choferes de automóviles en la oscuridad.

¿Y con respecto a los asientos para llevar niños en la bicicleta (bici)?

Si usted maneja con un niño en su bicicleta (bici) usted debe usar un asiento especial que encaja por detrás del asiento principal. El niño siempre necesita usar un casco cuando está montando con usted. Además, asegúrese de que su bicicleta (bici) tenga guardas para los rayos para prevenir que los pies de los niños se vayan a quedar atrapados dentro de los rayos.


Creado por: Salud es belleza

No hay comentarios:

Publicar un comentario

.