Salud es belleza: Fibromialgia y deporte Fibromialgia y deporte - Salud es belleza

Páginas vistas en total

Translate

Fibromialgia y deporte

FIBROMIALGIA Y DEPORTE
La fibromialgia, antes llamada fibrositis, un término acuñado por Gowers en 1904, no produce inflamación, como erróneamente aludía la palabra antigua. Consiste en un grupo de síntomas o signos que se presentan juntos, constituyendo un síndrome que da origen a esta enfermedad.
Debido a que la fibromialgia se presenta con pruebas normales de analítica, los médicos llegaron a creer que esa enfermedad sólo existía en la cabeza del paciente. La denominaban reumatismo psicoge no. Pero las evidencias más recientes muestran claramente que el dolor de la fibromialgia procede de lugares diferentes a la cabeza.
Más del 90 por 100 de pacientes de fibromialgia son mujeres. La condición tiende a presentarse entre los 20 y los 50 años, alcanzando su cima alrededor de los 35. Estimaciones conservadoras afirman que casi el 5 por 100 de los occidentales padecen esa enfermedad y probablemente sean muchos más ya que mucha gente no se da cuenta de que la sufre.
Incluso los médicos tienen problemas para diagnosticar esa enfermedad. Eso se debe a que la analítica es normal. Otro de los problemas es que muchos de los síntomas que comprende la fibromialgia semejan los de otras dolencias, corno diversas molestias reumáticas y fundón tiroidea baja. E incluso hay un enlace entre la fibromialgia y otras enfermedades. Por ejemplo, más de la mitad de pacientes de fibromialgia presentan también signos de inestabilidad intestinal y síndrome de fatiga crónica.
Pero la prueba definitiva de la existencia de la Fibromialgia es la realidad de puntos específicos de «dolor» alrededor del cuerpo, 18 para ser más exactos.
Cuando el dolor existe en un mínimo de 11 de esos puntos, el paciente tiene fibromialgia. Esos puntos aparecen en las partes frontal y trasera del cuerpo, desde el cuello hasta las rodillas.
El dolor de la fibromialgia difiere del resto de malestares y dolores porque el dolor normal suele ser viajero y localizado, como en la espalda o los pies. En la fibromialgia, el dolor está en todo el cuerpo, con la mayoría de los que la padecen promediando 16 puntos «fuertes». Otra diferencia es que el dolor de la fibromialgia es crónico, que no desaparece.
CAUSAS DE LA FIBROMIALGIA
La fibromialgia puede aparecer de repente o de forma gradual. Algunos posibles eventos que la potencian incluyen traumatismos físicos, como las lesiones, traumatismos emocionales, infecciones, retirada de la cortisona y función baja de la glándula tiroides.
Una causa posible se explica por la Teoría de la Contracción Muscular. Esta teoría afirma que un músculo normal en reposo ejerce fuerza sobre los tendones en cualquier extremidad del músculo. Cuando un paciente tiene un tono muscular excesivamente elevado, o falla al relajar el músculo durante el sueño, el tirón anormal del músculo produce dolor. Este fenómeno se relaciona con los niveles de tensión en el cuerpo. Los dolores de cabeza de tensión, producidos por exceso de tensión sobre los músculos del cuello, se cree que se deben al mecanismo antedicho. La diferencia con la fibromialgia es que el dolor se produce en todo el cuerpo, no solamente El psiquiatra Harvey Moldofsky, de la Universidad de Toronto, indujo síntomas de fibromialgia en personas que no habían sido afectadas por esta enfermedad simplemente trastocando su sueño.
Esas personas mostraban ondas cerebrales alfa que sólo suelen aparecer cuando el individuo está despierto. Los estudios clínicos demuestran que dos tercios de los pacientes de fibromialgia duermen mal. En esas personas, el insomnio está en segundo lugar, después del dolor, como fuente de molestias.
Moldofsky demostró sobre la fisiología del sueño que las personas afectadas de fibromialgia se despertaban más frecuentemente por la noche y pasaban menos tiempo durmiendo en la fase 4 en comparación con las personas normales. Esto es significativo porque es durante la fase 4, o sueño de ondas lentas, donde se produce la máxima recuperación de tejidos. Esto incluye funciones anabólicas como la toma celular de aminoácidos, síntesis proteica, división celular y crecimiento de los niños. También es el periodo del sueño en que se reducen los procesos cata-bólicos.
A medida que envejecemos, disminuye el sueño de la fase 4; algunos científicos creen que la reducción de este sueño restaurador es responsable de muchos de los signos que llamamos del envejecimiento..
El elemento químico cerebral que medía la fase 4 del sueño es la serotonina, fabricada en el cerebro a partir del aminoácido triptófano.
Basándose en sus estudios sobre el sueño, Moldofsky propuso que la fibromialgia resultaba de un nivel insuficiente de triptófano libre en sangre. La falta de triptófano significaba menos serotonina para sintetizar en el cerebro. Moldofsky descubrió que a menos cantidad de triptófano en la sangre de los pacientes de fibromialgia, mayor sentimiento de dolor sentido.
De interés en estos estudios sobre el sueño es el hecho de que los síntomas de fibromialgia no puede sen producidos incluso mediante privación de sueño en personas físicamente en forma.
El doctor Robert Venneth, profesor de Medicina en la Oregon Health Sciences University, de Por-tland, cree que la fibromialgia se produce según estos pasos:
1) Un problema de tensión interna conduce a trastornar la fase 4 del sueño.
2) La fatiga resultante nos lleva a:
3) Inactividad, que resulta en:
4) Microtraumas musculares, por lo gene- . ral reparados duran- te la fase 4 del sueño.
5) Esto se traduce en dolor muscular constante, sobre todo en ciertas zonas del cuerpo.
6) Esto se convierte en el dolor crónico de la fibromialgia.
LA VICTIMA PROPICIATORIA
El tipo de persona más propensa a padecer fibromialgia tiene las siguientes características:
• Perfeccionismo
• Carácter compulsorio
• Tensión
• Ansiedad
• Sentimientos suprimidos de hostilidad y frustración
• Inteligencia (por lo general)
• Agresividad (por lo general)
• Productividad (por lo general)
Los que padecen de fibromialgia tienen en gran estima el éxito y los logros. Esto se relaciona con la fibromialgia porque la presión y la tensión se sabe que disminuyen el tiempo pasado en la fase recuperativa del sueño (4).
Pero también están ahí los aspectos de la fibromialgia relacionados con la puesta en forma.
PONERSE EN FORMA: ¿LA CURACIÓN?
Bennett afirmó que, en su experiencia, el 85 por 100 de las personas que padecen fibromialgia no están en forma. Como se dijo antes, los trastornos del sueño que suelen traer consigo los síntomas de fibromialgia en las personas que no están en forma no consiguen hacerlo en la gente en buena condición física.
Según el profesor Paul Waytz (Universidad de Minnesota), los atletas que entrenan en exceso un grupo muscular o que sufren rasgaduras, tendinitis y otras lesiones en un músculo determinado pueden desarrollar fibromialgia en esa zona.
Pero el doctor Don L Goldenberg, de la Tufts University Medical School, no está de acuerdo: «En general, no hay razón para creer que el sobreen-trenamiento está implicado en la aparición de la fibromialgia».
La clave de la fibromialgia puede ser la fatiga excesiva, incluyendo el exceso de ejercicio. La mayor parte de los investigadores opinan que la fibromialgia puede ser una manifestación corporal del estrés mental sin canalizar. Él ejercicio, hasta un punto, disminuye el estrés, pero si se supera ese punto, el estrés se hace excesivo. Y el exceso de estrés se interfiere con la producción de serotonina. Lo que a su vez conduce a la reducción del sueño de la fase 4, haciendo que el síndrome se ponga en marcha.
Mientras que el exceso de ejercicio podría producir fibromialgia, estudios recientes demuestran que la cantidad justa podría aliviarlo en cierto grado. La mayor parte de las personas que padecen esa enfermedad están en muy mala forma física. A menudo dicen que el ejercicio les hace sentirse peor. Incluso, el dolor de la fibromialgia se siente como el de un músculo sobreentrenado. La solución es la introducción gradual al ejercicio.
La mayor parte de los médicos familiarizados con la fibromialgia recomiendan ejercicios aerobios suaves, como natación, aerobios de bajo impacto o bicicleta estática. Un estudio de 38 pacientes de fibromialgia mostró disminución definitiva del dolor y mejoría de los síntomas subjetivos después de seguir un programa gradual de acondicionamiento aerobio.
Según el doctor Gleen A. McCain, profesor asociado de Medicina en la University of Western Ontario, que dirigió el estudio, el mecanismo del alivio de dolor por parte del ejercicio resulta probablemente del incremento de los niveles de las sustancias analgésicas producidas naturalmente en el cuerpo, como las endocrinas.
Otro beneficio del ejercicio para la gente que padece de fibromialgia se relaciona con el sueño. El ejercicio parece incrementar el tiempo pasado en la fase 4 o recuperativa del sueño. Esto es todavía una conjetura, pero puede explicar por qué la gente que está en forma no sufre síntomas de fibromialgia aunque se les moleste en su sueño.
Es difícil levantar pesas cuando ya nos sentimos exhaustos y con dolores musculares. Pero si la teoría del ejercicio/endorfina es cierta, el entrenamiento con pesas puede ser bene-
ficioso para quienes padecen de fibromialgia. La emisión de endorfinas está relacionada con la intensidad del ejercicio. Debido a que la intensidad del entrenamiento con pesas es superior a la de los movimientos aerobios, habrá mayor emisión de endorfinas cuando se trabaja con pesas. Esto disminuiría la sensación de dolor en las víctimas de la fibromialgia.
UNA CONDICIÓN PATÉTICA
Los afectados por la fibromialgia están en una condición patética. Los estudios microscópicos demuestran que las fibras musculares del tipo II se atrofian con la fibromialgia. Las fibras del tipo II son las más afectadas por el entrenamiento con pesas; se trata de las fibras que crecen mediante el estímulo de las pesas.
El entrenamiento con pesas, al aumentar el tamaño y la fuerza de las fibras del tipo II, puede reducir los síntomas de la enfermedad. Pero la clave está en entrenar gradualmente. Las contracciones excéntricas o negativas hay que evitarlas inicialmen-te. Pueden aumentar las lesiones a las fibras musculares, produciendo agujetas muy fuertes.
Otra razón para proceder con lentitud en el entrenamiento con pesas tiene que ver con el sistema de aporte de oxígeno. Las personas con fibromialgia presentan un descenso en la oxigenación de tejidos; esto disminuye la síntesis de energía y el aporte al músculo, conduciendo a una fatiga rápida. Los capilares pueden tener grietas en las personas con fibromialgia. Esto puede ser la causa de la disminución del aporte de oxígeno. Las anormalidades en el meta-bolisnio de la serotonina resultan en grietas en las venas; puede haber una conexión aquí con la fibromialgia puesto que una de sus marcas es el trastorno de la síntesis de la serotonina.
Otras medidas útiles incluyen el masaje, estiramientos, atención a la postura y tratamientos de ultrasonido. Algunos médicos prescriben dosis bajas de una medicación antidepresiva, o relajantes musculares, que inducen a la fase 4 del sueño mediante el incremento de la síntesis de serotonina.
La fibromialgia no resulta desfigurados ni terminal. Pero para muchos es algo que supone una minusvalía. Esas personas se perciben como incapacitados por esa enfermedad. Debido al dolor y la fatiga, se convierten en pasivos. Eso inicia un círculo vicioso porque a mayor inactividad, se produce un agravamiento de los síntomas.
La fibromialgia es una condición crónica. Pero intentar superar con éxito muchos de los problemas asociados con el síndrome requiere un entendimiento de la naturaleza de la enfermedad, mantenerse en forma, reducir el estrés y no creerse un inválido. En efecto, uno mismo es el arbitro final de su propia calidad de vida. 


Creado por: Salud es belleza

No hay comentarios:

Publicar un comentario

.